viernes, 10 de febrero de 2012

Isla Taquile y vuelta a Puno

El barquito partió del puerto de Amantaní con destino a la Isla de Taquile, otra comunidad totalmente diferente dentro del mismo Lago. El viaje duro poco menos de una hora…
Ya en el camino pegamos buena charla con Willy y Juan, marplatenses, surfistas, vagos atorrantes, muy normales (en el sentido en el que yo entiendo la palabra “normal” en una persona), excesiva buena onda. Enseguida empezamos a hablar y sacar coincidencias de nuestras vidas, como lugares por los cuales nos movemos y amigos en común. Con ellos pase gran parte del resto del dia…

Llegamos a Taquile: isla más pequeña que Amantaní, en la cual viven unas 2.000 personas, divididas en 6 comunidades. El idioma oficial es el Quechua.  Las mujeres visten polleras lisas de colores bien llamativos como fucsia, naranja o violeta, camisa blanca y una tela negra que cubre la cabeza y la espalda de donde cuelgan pompones de colores. Si los pompones son grandes y de colores estridentes, significa que esa mujer es soltera. Por su parte, ;os hombres usan pantalón negro con una faja y camisa blanca, y en la cabeza un gorro frigio bordado de colores. El lado de la cabeza sobre el cual cae el gorro, demuestra si el hombre es soltero o casado.

La isla es muy linda. Todo esta impecablemente prolijo y cuidado (Al igual que en Amantani, para entrar te cobran un acceso de 5 soles). Las vistas son espectaculares y a todos lados llega la fuerte luz del sol. La arquitectura de las casas es muy armoniosa. Las vías de acceso son caminos y escaleras de piedra. Los artesanos se instalan a los costados de los caminos y es común ir caminando y escuchar música local desde algún balcón de un restaurant o barcito. Todos los accesos principales tienen arcadas de piedra, muy típicas de esta isla, como símbolo de bienvenida.

video

En la isla estuvimos un par de horas. Recorri un rato, descanse en la plaza principal y conoci a una artesana que me inspiro a empezar a pintar durante el viaje (empezare a pintar sobre madera en Vilcabamba). Al mediodía fuimos a comer con Willy, Juan y el grupito de argentinas, a un restaurant bien típico.

A la tarde, salía el barco rumbo a Puno. Me lo tome para llegar a pasar la noche a Puno. La vuelta duro 3 horas, y ya se había generado una cierta confianza entre las chicas argentinas, la pareja de norteamericanos, los marplatenses Willy y Juan y yo. Vinimos charlando en el techo del barquito ya que hacia mucho calor. En el medio del viaje de vuelta, a Willy se le ocurre que seria muy buena idea tirarse al agua. Rapidamente Juan y yo nos entusiasmamos y empezamos a convencer a unos cuantos para que todos se tiren al agua. Logramos que el capitán frenara los motores y despues de un rato de preparación física y mental, nos tiramos desde lo alto del barco y nos sambullimos en las heladas aguas del lago Titicaca!!! Estaba congelada, pero fue muy refrescante, un shock de energía. Era tirarse y nadar rápidamente hasta la popa del barco para salir lo antes posible. Varios se coparon, entre ellos una familia de norteamericanos y una pareja de franceses. Muchos de ellos se tiraron en ropa interior enfrente de todos, sin importarles NADA!!! Tara se tiro en corpiño y bombacha blanca, como si nada…tranquila.

Llegando al puerto de Puno tuvimos una gran vista del primer barco que botaron en el Lago Titicaca. Es un barco enorme a vapor, ingles, de principio de siglo. Lo trajeron desde UK cruzando el Atlántico, llegando por el Pacifico y finalmente por tierra hasta el lago.

Una vez en tierra firme, luego de un par de días en el lago, me despedi del capitán y de algunos de los conocidos, entre ellos las argentinas. Por otro lado, Willy y Juan tenian que ir a la terminal de buses a buscar sus pasajes con destino a Cusco, que saldría a la noche. Finalmente quedamos en el muelle, los norteamericanos Khrys and Tara, y yo. Decidimos ir caminando hasta el centro de Puno a nuestros respectivos hostels y despues reencontrarnos para tomar una cerveza.
Cuando llegue a mi hostel, por alguna razón, la puerta estaba cerrada! Toque timbre, llame por teléfono pero nada!!! No había señales de ningún ser viviente adentro del lugar. Esto era un problema ya que mi mochila grande estaba adentro…Desde las 16hs hasta las 22hs me la pase yendo y viniendo, probando haber si Cynthia, la encargada, se dignaba a venir a abrir el hostel….
En fin, en cierto momento, me resigne, me relaje, fui a la Plaza de Armas y me reencontré con Tara and Khrys y Willy y Juan. En la plaza se estaba armando un mega escenario con tribunas, equipos de música gigantes, escenografías, luces y se estaban cortando todas las calles aledañas. Se trataba de la gran celebración por el dia de la Virgen de la Candelaria (patrona de Puno). Es la fecha mas importante de todo el año para los habitantes de Puno, y justo caia ESA NOCHE!!! Toda la ciudad forma parte de los festejos.
Los cinco fuimos al medio de la plaza y conseguimos un lugar de lujo. Khrys, con su excesiva buena onda, fue a comprar unas cervecitas y nos invito a todos. Tambien saco de un bolsillo un Habano traido de Cuba. Willy y Juan aportaron calletitas! Como unos reyes, disfrutamos del primer show: se trataba de la banda local “KARMA”, rock pesado con un dejo a “Rata Blanca”. Lookeados con capas, hachas y espadas, y un aire a “KISS”. Algunos de sus integrantes tenían mascaras de vacas, javalies y otros animales. Eran excesivamente birrazos!
Disfrutamos mucho del show, hasta que a la noche nos agarro mas hambre y decidimos ir a un barcito a picar algo. Comimos unas hamburguesas con una cervecita, charlamos de lo lindo, nos reimos demasiado, muy buena energía entre todos! A las 9 de la noche, Willy y Juan tenían que partir a la terminal para tomarse un bondi a Cusco. Los despedimos con intenciones de volver a encontrarnos mas al Norte.
Tara, Khrys y yo decidimos volver a la Plaza de Armas para ver como seguían los festejos. Nuestro asombro fue indescriptible. La plaza ya estaba desbordada de espectadores, era imposible llegar a conseguir un buen lugar. Un escenario que ocupaba todo una cuadra, en el fondo una banda en vivo de 500 musicos: principalmente trompetas y tambores. Luces, música y fuegos artificiales ininterrumpidos. En el medio, un espacio gigante por donde pasaban miles de personas disfrazadas, divididas en grupos organizados por barrios (como si fuesen las comparsas del Carnaval de Gualeguaychu). Pasaban con disfraces de todo tipo y color, con banderas, bailando y saltando. Las mujeres disfrazadas como de Carnaval. Y hasta pasaban unos disfrazados de Gorilas gigantes dando vueltas en el aire…muy impresionante y totalmente inesperado. En la mitad del show, una familia local, muy buena onda no entiendo porque, me llamo para que me subiera a un banquito que ellos habían traido. Se bajaron ellos para que yo me subiera y tuviese mejor vista. Increible! El espectáculo duro horas, es mas, nos fuimos y seguía como en el primer minuto. Fue imponente ven tanta energía entre todas las personas de Puno! muy bueno haber estado ahí…
video
Finalmente esa noche, logre entrar a mi hostel. Cynthya me pidió perdón y me hizo una gran rebaja. A la mañana siguiente, me desperté temprano, fui a desayunar al Mercado Central, busque mi mochila, me tome una moto-taxi hasta la terminal y me subi al primer bus con destino a la ciudad de Arequipa…

No hay comentarios:

Publicar un comentario