martes, 24 de enero de 2012

Llegando al Lago Titicaca...

A partir de este momento, pasare 10 dias en el mitico Lago Titicaca (altura: 3.810 msnm). Fueron días increíbles, llenos de grandes vivencias. Cualquier cosa que pueda llegar a escribir en estas líneas, será insuficiente para describir semejante experiencia…
Copacabana: KM recorridos: 5.940 aprox.
Volvi de Coroico y me quedaría una noche a dormir en La Paz, para a la mañana siguiente temprano partir hacia Copacabana. Cuando llegue a mi hostel WILD ROVER (en el cual había dejado mi mochila), se habían olvidado de reservarme la noche!!! El hostel estaba lleno, y no tenian mas lugar…Despues de un breve enojo, decidi rápidamente irme y buscar otro hostel. Recorri un par, hasta que finalmente encontré la ultima cama disponible en el hostel BASH & CASH. Para nada recomendable. Muy “quiero pero no puedo”. No había para nada buena onda, muy desorganizado y nada comodo. Estaba en un cuarto con otras tres personas. Una de ellas, una española con muy mala onda, no paraba de prender la luz, hacer ruido y hacer comentarios negativos… dormi muy mal, pero a la mañana tempranísimo, me desperté, desayune, me aliste y sali!
Desde el centro me tome un minibús hasta el cementerio, que es de donde salen los buses para Copacabana. Cuando llegue había paro forzado de los transportistas que viajan a Copacabana. El gremio había prohibido que salieran los buses con destino a esa ciudad. Por un instante, me desespere! Pero “hecha la ley, hecha la trampa”, se acerco un moreno que en voz bajita me ofreció por 15 bolivianos, un minibús para llevarme a destino. Sin dudarlo, acepte la propuesta!
El minibús sorteo todos los obstáculos para salir de La Paz, pasar por El Alto y llegar a la ruta sin problemas. Luego de unos 70 kilometros, ya se empieza a ver el Lago y la ruta lo bordea, pasando por un monton de pueblos costeros. Finalmente, se llega al Estrecho de Tiquina: se trata de un pueblo dividido por un estrecho que unifica las dos grandes partes del lago.

En el estrecho hay que bajarse del minibús, pagar un derecho a cruzar de 1 boliviano y cruzar en unos lanchitas. Paralelamente, los minibuses y autos cruzan sobre balsas. Del otro lado, uno se reencuentra con su medio de transporte terrestre y se vuelve a subir para seguir camino…
Una vez del otro lado, se tienen que recorrer 30 kilometros mas. El paisaje ahí ya es espectacular, con campos verdes y muy lindas vistas del lago. En todo el trayecto hasta Copacabana, se ven cientos de chicos al costado de la ruta, extendiendo la mano para pedir limosnas. En vano, ya que los autos pasan a toda velocidad y ninguno atina a parar.
Copacabana es un punto intermedio entre pueblo y ciudad. Si bien no es muy linda, tiene una magia muy especial. Se respira mucho misticismo y se vive desde cerca la espiritualidad de su población. Me quede 2 noches. Encontre un muy lindo hospedaje muy recomendable, que se llama INKA ROCA. Chiquito, muy lindo, limpio y comodo. Para nada caro. Atendido por una autentica Chola llamada Dominga, muy simpatica y servicial y un señor muy viejo que prácticamente no se le entendía nada, pero muy amable. (no pude descubrir  la relación o parentesco entre ellos dos).
Copacabana tiene una calle principal que hacia un lado termina en el lago y para el otro en la plaza principal. Llegando al lago, la calle es super turística con bares, agencias de viajes, restaurants y hoteles. Llegando hacia la plaza, hay muchísimos negocios con artesanías.
En la costa hay una zona llena de muelles con cientos de barquitos iguales que todos te llevan a las islas (sol y luna). Y al costado hay una gran playa super popular en donde alquilan todo tipo de bote a remo y a pedal de todos los colores y formas habidas y por haber.
Sobre la plaza principal esta la Catedral, que es inmensa! En el atrio, hay curas realizando bendiciones permanentemente a una fila interminable de personas. Sobre la calle de la catedral, realizan bendiciones a los autos y camiones!!! SI si si, bendicen los medios de transporte: le agregar flores, papelitos de colores, un sombrerito de cotillón, inciensos y te bendicen el auto y queda protegido de todo mal. En el medio de la plaza, hay una glorieta en donde una banda toca música en vivo permanentemente. Y a los costados, los locales festejan sus fechas importantes, poniéndose gorros de cotillon y tirando papelitos multicolores. Todo tiene mucho color y es muy alegre!
video

Al medido dia, como ya es costumbre para mi, comia en el Mercado Popular, la oferta del dia, siempre barata y riquísima! Una tarde, me fui caminando hasta muy lejos a una playa desertica, en donde no pasaba nadie. Ahí me quede tirado tomando sol toda la tarde, muy bueno! De vuelta vi un hostel ecológico, que cocinaban comida organica y hacían permacultura.
Un dia subi en peregrinación al “Cerro Calvario”. Es super empinado y agotador subirlo. Desde arriba hay una vista espectacular. En el trayecto estan todas las etapas del Via Crucis, y la gente sube rezando y cumpliendo promesas. Una vez arriba, te encontras con los Chamanes! Vi las ceremonias que realizan y pude charlar con ellos. Muy interesante. La ceremonia resumidamente consiste en poner estampitas y velas para pedir o para agradecer. Una vez finalizada la oración, se prende un petardo que explota varias veces y después se bate una cerveza, se abre y se rocia todo y a todos alrededor con la cerveza y asi se apaga la vela y el petardo… Es impresionante el olor que hay en ese lugar: mezcla de saumerio, polvora, pis y cerveza. Un Asco!

Arriba del Cerro Calvario una familia me pidió que me sacara una foto con su bebe. Lo tuve que agarrar en brazos y sonreir para la foto. Nose porque me piden semejante cosa, pero ya es la segunda vez que me pasa. En Lima también me pidieron de sacarse una foto conmigo. Insolito!
Ese domingo a la noche, para no alejarme tanto de mis propias practicas religiosas, fui a misa. Casualmente, se celebraba el dia de la Virgen de la Candelaria, patrona de Copacabana. La catedral (que es gigante) estaba REVALSADA de gente. Por supuesto que no había lugar para sentarse, todos los pasillos y hasta afuera había gente parada, intentando entrar. En el medio de la misa, de un instante al otro, me bajo la presión súbitamente y me quede ciego por unos segundos. Llegue a caminar hacia una pared y me sente en el piso. Me agarro un mareo y un calor que no me dejaba respirar. Me arrastre hacia afuera y me empece a sacar los abrigos. Hice el mayor control mental de mi vida para no desmayarme, y me programe para recuperarme. No me podía desmayar! Anda a saber si alguien me ayudaría, o donde terminaría y como me identificarían…Lo increíble de todo esto es que NADIE atino a ayudarme o siquiera preguntarme si estaba bien… respire profundo y poco a poco me fui recuperando. Despues de unos minutos me lavante y empece a caminar lentamente hacia el hotel. En el camino me compre una Coca-Cola y la fui tomando hasta llegar a mi cuarto. Me tire a dormir y me desperté al dia siguiente…un episodio mas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario